El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Feel the music, presentado hoy en el Teatro Leal de La Laguna (Tenerife) como inicio paralelo al del Festival de Música de Canariases un proyecto de la Mahler Chamber Orchestra (MCO) para acercar la música a audiencias que se han desplazado, generalmente, de las lógicas de las salas de concierto: los niños (aunque poco a poco nos tomamos más en serio su integración con programas pedagógicos) y los sordos. En Feel the music se trata de enfatizar lo que se supone que es el acceso más inmediato a la música: a través de la emoción. Los niños con discapacidad auditiva se acercan a los músicos, sienten la vibración, se enfrentan a dirigir la orquesta, conocen cómo funciona desde dentro. En resumen, la MCO colabora en un proceso lento pero que avanza poco a poco: el de romper con formatos anticuados de interpretación, en los que el músico es de allá y el público el de aquí, el que pone en cuestión el protocolo que remarque esa distancia y el que pone en tela de juicio quién es el tipo de persona apta para asistir a conciertos.